Sistema de Llenado de Bolsas con Válvula para Barita [Modelo 730]

Un gran productor de barita en Nevada estaba buscando un sistema de llenado para llenar bolsas con válvulas de 100 libras a una tasa de 1,000 bolsas por hora. El productor ha estado usando llenadores de tipo impulsivo de otro fabricante que había demostrado ser poco fiable, sufría constantemente de tiempos de inactividad inesperados y requería una gran cantidad de mantenimiento. Esto se debió en gran medida al hecho de que el fabricante había elegido incorrectamente los empacadores impulsivos para la aplicación. La elevada densidad aparente del material (130 Lb Cu Ft) y sus características naturales provocaron que el motor sufra un pico de tensión, se queme y falle prematuramente.

Además, las juntas de los ejes de las máquinas que estaban utilizando se filtraban continuamente y necesitó ser reempaquetado sobre una base regular, provocando un tiempo de inactividad. El cliente buscaba una solución de empaque que pudiera alcanzar la tasa de llenado objetivo con derrame de producto y, al mismo tiempo, solucionar los problemas de confiabilidad y mantenimiento.

Para lograr los objetivos del cliente, CBE diseñó un sistema con tres (2) de sus Empacadores por Flujo de Aire Presurizado Modelo 730 integrado con un acomodador automático de bolsas con válvulas. El modelo 730 tenía varias ventajas para la aplicación. En primer lugar, cada una de las tres (3) máquinas era capaz de llenar 5 bolsas por minuto (10 BPM totales), lo que fácilmente cumpliría los requisitos de producción. En segundo lugar, debido a que el Modelo 730 usa una corredera de aire fluido para transportar el material y no tiene partes móviles internas, no hay motores que accionen palas mecánicas o ejes, el mantenimiento se redujo considerablemente.

El sistema de fluidización dentro del Modelo 730 acondicionó e hizo fluidizar el material a medida que se transfería a través de la máquina y hacia fuera, dentro de la bolsa. El resultado fue un llenado limpio de la misma con excelente precisión de peso, y con tiempos de ciclo de llenado de menos de 10 segundos por bolsa.
Todas las facetas de la operación del sistema fueron completamente automatizadas, incluyendo la colocación de la bolsa, el relleno y su descarga. Las bolsas llenas se descargaron automáticamente sobre un transportador receptor especialmente diseñado y se transportaron a un paletizador robótico para su paletización. Un sistema de control PLC especialmente diseñado presentaba una pantalla totalizadora de ganancia en peso y controlaba todas las funciones de llenado y pesaje, así como también la interacción con el acomodador robótico de bolsas. Los controles fueron diseñados con la capacidad de transmitir los datos de pesaje a una impresora o sistema de control de gestión central.

El sistema brindó un alto nivel de productividad y el cambio a diferentes grados del producto fue fácil gracias a la escala de pesaje digital integrada, por la cual un operador podría introducir el peso objetivo con solo pulsar un par de teclas.